Pierde el miedo al futuro: La Inteligencia Artificial está de nuestro lado

Entrevista al Doctor Carlos Duchanoy: “La Inteligencia Artificial tiene un objetivo muy simple: liberar al humano de una tarea tediosa para que sea capaz de innovar”

Por Roselia Barragán

Como quien visita a su antiguo hogar, llega a nuestras oficinas, “Duch” amigo y colega de la empresa, Carlos Duchanoy quien fue desarrollador del motor de lenguaje natural propio de nuestros chatbots y actual Investigador y docente del Centro de Investigación Computacional (CIC), saluda efusivamente a sus viejos compañeros de trabajo, luego de los abrazos y la bienvenida, se sienta en la terraza a platicarnos sus proyectos.

¿En qué estás trabajando ahora, Duch?

Estoy como parte de Cátedras de CONACYT, (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), Cátedras es una iniciativa que tiene como objetivo generar científicos que tengan un acercamiento a realizar aplicaciones o transferencia de tecnología para la industria, o sea vincular la ciencia con la industria. Nos impulsa hacia ese camino con el objetivo de que la ciencia no se disperse y se investiguen los temas de interés que atacan el país, ese es el proyecto por el que yo me moví.

¿En qué problema se enfoca tu participación en Cátedras?

Mi tema es diseño de sistemas mecatrónicos a través de inteligencia artificial.
Es decir, en este momento de la vida yo estoy enfocado al área que es metal-mecánica, estamos trabajando ahorita en consenso con una empresa automotríz y una empresa que se encarga de desarrollar energías verdes.

Los dos temas fuertes en los que estoy trabajando actualmente son:

La generación de energías verdes en la Ciudad de México, el diseño de generadores heólicos. El problema es que aquí no podemos poner los grandotes que vemos en otros países porque esos funcionan solamente cuando están en un área donde pega el viento directo, es decir; a nivel del mar, en una altura adecuada o en el desierto. Nosotros vivimos en una cazuela en donde el viento rota por todos lados lo que provoca muchos inconvenientes. No es fácil diseñar ese sitema, debido a eso, nosotros estamos tratando de aplicar mecanismos de inteligencia artificial que nos ayuden a desarrollar este tipo de generadores para que sí sean funcionales aquí.

El otro es para la industria automotriz y es que existe la necesidad de automatizar su sistema de diseño para mejorar el desempeño. El sistema de inteligencia artificial te permite hacer en poco tiempo tareas que tardan mucho de forma tradicional, a partir de una evaluación de mejoría en prototipos, cada iteración el sistema mejora el proceso, eso también lo hacen los humanos, sólo que mientras un humano hace diez diseños de prototipos la inteligencia artificial, hace, por ejemplo, un millón de ellos.

MUÉSTRAME CÓMO TE VES Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Quizás te ha pasado que al llegar a una cafetería o fuente de sodas te encuentras con una carta que ofrece cientos de opciones, que a su vez se combinan entre sí. De pronto elegir tu bebida se convierte en una tarea difícil y azarosa, el mesero o barista tiene un par de recomendaciones situación molesta ya que parece, que en lugar de ayudarte, intenta convencerte de algo. Regularmente vas a lo simple y seguro, otras veces eliges lo que te recomiendan, pero ¿si tuvieras un barista que te conociera, uno que sólo con verte pueda darte opciones basándose en tus tendencias?

Esto será posible muy pronto, pues otro de los trabajos en los que está involucrado, Carlos Duchanoy es: “Bubble Town”, empresa de bebidas a base té que en conjunto con el CIC, se dieron cuenta de este problema y se preguntaron ¿cómo diseño una bebida al gusto del cliente? El resultado fue una combinación de factores como: la edad, el clima, la época del año, género y lo más importante, la personalidad.

Entonces, Carlos ¿Es posible determinar la personalidad sólo con ver a alguien?

Sí, lo es, hay gente que tiene más afinada esta percepción que otra, pero se puede determinar con un 80% de exactiud, de hecho es lo que hacen los psicólogos, la gente que se dedica al Marketing o a las ventas. Llegamos a la conclusión de que, si puede un humano, puede la inteligencia artificial.

Comenzamos a desarrollar un proyecto en el que a través de una tablet tengas a tu asistente recomendador y le digas: –Hola ¿qué me recomiendas hoy?— El asistente te saca una foto, analiza tu personalidad a través de esa foto, cómo te ves, la hora del día. No te ves igual cuando estás desmañanado a las 8 am que quieres un café a cuando mueres de sed al medio día. Obtiene tu edad, tu género, tu estado de ánimo y lo complementa con información externa como el clima, la época del año y está entrenado para responderte con un tiraje de opciones: –Lo más probable es que te guste esta, pero tenemos estas opciones para ti en este orden.

Para este proyecto hemos utilizado bases de datos propias e internacionales, tropicalizándolas para que funcionen en México. Hasta ahora hemos tenido buenos resultados, está en fase de desarrollo pero saldrá pronto para el público en general.

PERDER EL MIEDO AL FUTURO

¿Qué piensas del estigma de la automatización como remplazo humano?

Pensar que la herramienta autónoma va a remplazar por completo el trabajo humano, es un error. Le dices a la empresa: “La inteligencia artificial que te puse puede solucionar lo de hoy ¿quién va a solucionar lo de mañana? Si tú no mejoras, en 10 años ¿qué le va a pasa a tu empresa?

La inteligencia artificial tiene un propósito muy simple: liberar al humano de una tarea tediosa para que sea capaz de innovar en una tarea intelectual, es decir, el trabajador que hoy en día no puede respirar porque está trabajando día y noche en diseñar o prototipar algo no tiene tiempo de pensar en lo nuevo. La inteligencia artificial hace el trabajo que ya sabemos hacer hoy, para que el humano estudie cómo vamos a hacer lo de mañana.

Hay que tomar el ejemplo de empresas como Google y Amazon, no viven del producto, viven de la innovación, las empresas que se enfocan a innovar son las que van adelante. El valor de la inteligencia artificial es ir un paso delante de tu competencia.

146

Suscríbete

Y recibe contenido
sobre chatbots