El mundo del entretenimiento y su viaje por la inteligencia artificial

La industria del entretenimiento y el deporte representan un ejemplo claro de un magnífico modelo de negocio; y mientras la innovación tecnológica se hace parte de los planes estratégicos y comerciales de la administración de los equipos deportivos, operadoras privadas de espectáculos, parques de atracciones, y en sí de toda la industria del entretenimiento fuera de casa; las grandes aficiones, los amantes de las carreras, los fans y los visitantes a grandes centros de diversión demandan experiencias únicas en cada evento.

Los equipos de fútbol tienen aficionados conectados que esperan una interacción inmediata y personalizada con sus equipos; al igual que los fans están expectantes a la cercanía y fácil acceso a sus artistas y eventos favoritos.

Hoy la misión para la industria del deporte es personalizar la experiencia de los espectadores en el terreno de juego y mejorar su camino digital. Esta experiencia es tangible en actividades como:

 

  • – Facilitar la compra de boletos a través de sus canales preferidos
  • – Recibir promociones personalizadas según sus gustos e intereses
  • – Recapitular los juegos o acciones importantes durante la temporada
  • – Acceso instantáneo a información relevante como próximos partidos, jugadores específicos, etc.

 

La inteligencia artificial y el uso de chatbots podría llevar la participación de los fans al siguiente nivel. Por ejemplo, con estas tecnologías en el futuro podrías enviar a un futbolista como Neymar un mensaje y recibir una respuesta inmediata y tal vez pueda compartirte algunas técnicas. Los equipos o atletas que introducen chatbots harán que la interacción del usuario parezca más personal y desde una perspectiva de negocio, tal mejora a la experiencia del cliente será beneficiosa. Personalización es el arma definitiva en el compromiso de servicio al cliente y potencialización de marca.

Imaginemos un chatbot conectado con estadios inteligentes, capaz de trazar una ruta para llegar al evento sin contratiempos y notificarte la puerta de acceso que te toca una vez que haya iniciado una conversación contigo. Que en tiempo real (gracias al IoT y tecnología wirless) sea capaz de notificar el cupo del estadio. Muchos asientos no son numerados, sobre todo en festivales, es difícil predecir en qué horarios comienza a llenarse el estadio y en en qué zonas le conviene al espectador estar.

Salir de los eventos en auto suele ser una pesadilla. Imagina poder salir con calma, tomar una cerveza o comer un hotdog mientras el chatbot (conectado a un estacionamiento inteligente) te avisa qué cajones de estacionamiento se han ido desocupando y en qué momento te conviene abandonar el lugar.

El mundo del entretenimiento se está transformando y sin duda es una de las industrias más interesadas en crear experiencias inolvidables para sus clientes. La inteligencia artificial y los chatbots representan una nueva forma de negocio y también la oportunidad para alargar la experiencia de los eventos de la industria.

¿Cuánta información puede recabarse antes, durante y después de un evento? Hoy la industria ya almacena estos datos, pero ¿qué hacen con ellos? La inteligencia artificial puede ser un aliado más para crear inteligencia de negocio, y así entender la dinámica de consumo de los asistentes, su comportamiento digital y toda la información que les permitiera obtener beneficios operativos y comerciales.

Los estadios y grandes centros de entretenimiento están apostando por enriquecer las experiencias para acercarse aún más a las personas. Cada momento en la cancha puede ser un detonante para poderosas estrategias de marketing, pero sería casi imposible pensar en ellas sin una inversión tecnológica vista a futuro como maquinaria de inteligencia de negocio.

Las barreras ante el cambio son enormes, implementar un chatbot o pensar en inteligencia artificial puede representar para muchas empresas un giro de 180 grados y a pesar de las complejidades técnicas o la renuencia al cambio, la tecnología siempre será apostar a gol.