Cómo un chatbot puede reportar un siniestro en cuestión de segundos

Imaginemos y sólo imaginemos que te han robado tu automóvil (recuerda tocar madera al final de esta nota).

Lo primero que haces es comunicarte con tu aseguradora para que te asesore sobre cuáles son los siguientes pasos que debes dar; pero resulta que no acostumbras llevar contigo el número de atención al cliente; ¡qué más da! Usas tu smartphone para averiguar el 01800 adecuado y marcas. Unos segundos más tarde obtienes respuesta y seguimiento de un operador quien te solicita tu número de póliza, datos de tu licencia de conducir y tarjeta de circulación, así como la ubicación del lugar del accidente, ¿de dónde vas a sacar esta información si algunos documentos se quedaron en el auto, otros están en tu casa, y tus nervios están a flor de piel?

Recorrer la experiencia de tus clientes a través de sus ojos y colocándote en sus zapatos te ayuda a entender: ¿qué partes de su camino puedes mejorar?  Y ¿Si existe algún momento donde la persona es propensa a disgustarse? En este caso nos queda claro que hoy en día la experiencia para reportar un siniestro no siempre es la mejor. Afortunadamente las aseguradoras ya pueden usar la Inteligencia Artificial (IA) de chatbots para replicar la efectividad de su mejor representante de atención al cliente, mientras reducen la frustración de las personas y los tiempos de espera.

¿Por qué dar tu ubicación a un operador cuando ya todos los celulares cuentan con geolocalización? ¿Por qué mejor no abrir la página de tu aseguradora y explicar en ese momento qué es lo que te ha ocurrido, mientras la IA de un chatbot identifica la ubicación del siniestro y datos de tu póliza y licencia de conducir?

Los chatbots hoy pueden integrarse con los sistemas empresariales, aprovechar los grandes datos y usar la IA para ayudar a los clientes a resolver problemas o incluso realizar transacciones, mientras aumentan la eficiencia al: minimizar el trabajo repetitivo de los operadores al hacerse cargo de las primeras interacciones; mantener el contexto de las interacciones previas evitando que el operador tenga que empezar una llamada sin información; y reducir costos al no tener que desarrollar una nueva infraestructura digital y aprovechar las apps que tus clientes ya han descargado.

Un chatbot para aseguradoras no solo puede ayudar en la operación, también puede:

  • • Ser el mejor representante de ventas y brindar información sobre:
    • → Tipos de seguro
    • → Coberturas
    • → Cotizaciones
  • • Recolectar información para ofrecer un programa protección a la medida, beneficios y facilidades de pago, según las:
    • → Características del conductor
    • → Características del vehículo
  • • Ofrecer otros servicios sobre seguros y dar información sobre ellos:
    • → Gastos médicos
    • → Hogar
    • → Ahorro
    • → Retiro
    • → Educación
  • • Resolver preguntas frecuentes y consultas del cliente:
    • → Sucursales cercanas
    • → Tramites
    • → Cancelaciones
    • → Fechas de corte
    • → Próximas fechas de pago
    • → Renovaciones de seguros
    • → Promociones

Los beneficios que los chatbots traen a las aseguradoras son muchos, gracias a que son plataformas escalables y pueden adquirir nuevos roles, además que son atentos, ¡y no toman vacaciones! Aunque el verdadero beneficio es que permiten reasignar a los colaboradores a nuevas tareas estratégicas y de valor agregado.

Implementar estas plataformas hará que tu empresa sea más competitiva, sobre todo si tomamos en cuenta que solo 42% de las aseguradoras brindan una experiencia al cliente sin problemas, y que tú puedes aprovechar esta deficiencia para brindar al cliente una experiencia de marca que supere sus expectativas,

Si bien es cierto que un seguro puede ser algo que todo mundo necesita, incluso llega a ser hasta obligatorio en algunos trámites, obtener servicios de calidad es lo que todos esperamos. Ha llegado el momento de desarrollar productos adecuados a las necesidades de los clientes acompañados de relevantes experiencias, ya que la calidad de éstas podría asegurarnos la lealtad de nuestros consumidores.

 

 

Fuente: