IoT y chatbots, la mezcla que sacará chispas el próximo año

De acuerdo a la financiera Credit Suisse, a final del 2017, en Estados Unidos habrán desaparecido 8 640 tiendas de minoristas. La escena parece sacada de una película de terror protagonizadas por los líderes minoristas que durante muchos años nos han marcado el paso. Sin embargo, ese no es el escenario para nuestro país ya que a diferencia de Estados Unidos, en México se estima que las ventas online apenas alcancen el 3% alertando sobre la oportunidad de potencializar las ventas en línea a través de nuevas tecnologías online y en punto de venta para mejorar la relación con sus clientes.

Internet de las cosas a escena

Hoy los consumidores prefieren recurrir a un entorno físico, previo de una investigación online o una consulta digital en tienda. Las formas de interactuar son diversas y omnicanales, no tiene sentido apostar por una comercialización puramente digital, descuidando la experiencia presencial; en este sentido toda la información que arrojan teléfonos inteligentes, dispositivos portátiles, vehículos, redes sociales, correo electrónico, SMS o aplicaciones de mensajería serán de gran valor.  

Lee nuestra nota IA y chatbots en retail, más allá del cliente final

Ésta es la era del Internet de las Cosas (IoT), y extraer los datos generados por el sinnúmero de dispositivos conectados para obtener mayor conocimiento de clientes y prospectos es la fortaleza que permitirá a los minoristas ofrecer mejores experiencias a los consumidores, al menos así lo asegura el 75% de retailers entrevistados para el estudio Reinventing retail: 2017 retail vision study, una investigación orquestada por la empresa Zebra donde minoristas aseguran que IoT es el vehículo para mejorar las experiencias en punto de venta:

Un chatbot podrá darle una calurosa bienvenida a un cliente leal cuando éste entre a la tienda. Mostrarle información de su interés, nuevos productos y ofrecerle promociones especiales.
En 2021 71% de los retailers podrán alertar a sus equipos cuando un cliente esté llegando al estacionamiento para recoger un producto.

Un chatbot conectado al Internet de las Cosas puede detonar campañas de marketing y acelerar procesos de compra. Imaginemos el valor que el chatbot le aportará al retailer pues podrá mandar un SMS de inmediato a su equipo en tienda con toda la información sobre el cliente e incluso sugerirle alguna promoción personalizada. El cliente no tendrá que esperar en el área de atención, será recibido en la entrada con su paquete listo y posiblemente con un cupón atractivo que incentive la re compra.

Smart Retail y chatbots, también roban cámara

IoT abre paso a nuevos actores que perfeccionarán la relación con los consumidores, nos referimos por supuesto a smart retail y chatbots, dos tecnologías que están cautivando a lo largo del consumer journey de cada cliente.

Los paquetes combinados con AI e IoT son un vehículo para cruzar todos los canales mencionados con una interfaz inteligente, contextual y conversacional. Los bots no solo pueden realizar tareas, entregar alertas y servir a los clientes, sino también aprovechar la inteligencia artificial para anticipar sus necesidades y aprender de sus conversaciones, al tiempo que comprenden los aspectos clave de las cosas en la tienda minorista. Con la temporada de compras a la vuelta de la esquina, los minoristas están buscando maneras innovadoras de atraer y mejorar la experiencia de compra del cliente, y los bots presentan una solución extensible, rápida de desarrollar y fácil de usar.

Un chatbot es un programa de computadora que conversa en lenguaje natural (habla humana) usando datos e inteligencia de datos heredados, y realiza tareas automatizadas y puede tomar acciones en esas tareas. En lugar de navegar por una interfaz gráfica en una aplicación móvil o un sitio web, un cliente ahora obtiene un asistente virtual que puede hablar con ellos, hacer preguntas, orientar las compras y llevar una experiencia de usuario familiar (enviar mensajes de texto / hablar) a prácticamente cualquier comunicación.

El comercio conversacional, un nuevo término para describir el acto de hacer pedidos a través de conversaciones en línea, es el futuro de las compras digitales. Las marcas y los minoristas pueden conectarse con los consumidores de forma personal a través de aplicaciones de mensajería y chat bots. ¿Cómo? Estos robots de chat alimentados con inteligencia artificial podrán leer mensajes, observar el comportamiento de compra y el historial de navegación, y ofrecer a los consumidores productos curados en consecuencia. Trae un nivel completamente nuevo de capacidades de focalización a un espacio digital ya apuntado.

La receta secreta de Gus Chat

Esta nota es cortesía de nuestro equipo de tecnología 😃

Antes de iniciar te recomendamos tener a la mano nuestra nota ¿Los chatbots deben saberlo todo? y nuestra guía de implementación. Te encontrarás con algunos tecnicismos, pero nada del otro mundo, nuestro equipo de tecnología ha hecho un excelente trabajo para contarte cómo funciona Gus, aunque no está de más que tengas tus acordeones a la mano.

Nuestra tecnología se puede ver como un oído que está pendiente de cualquier petición que tengan los usuarios dentro de un canal de comunicación. Cuando una persona escribe un mensaje, se activa nuestro motor de Inteligencia Artificial para dar solución a la petición. El sistema comienza con un procesamiento de lenguaje natural, donde se realiza la detección de intenciones y entidades.

Una intención es el objetivo del mensaje. Por ejemplo, cuando un usuario dice “quiero comprar boletos”, la intención principal es la de compra. En el caso de “¿Puedo viajar en avión con mi perro?”, sabemos que el usuario lo que quiere es obtener información. Con esta tecnología, somos capaces de responder de forma diferente a cosas que parecen similares pero son completamente diferentes como “cómo obtengo mi saldo?” y “obten mi saldo”. En el primero, el usuario espera información sobre la obtención de su saldo; y en el segundo, que el bot le dé su saldo.

Las entidades son en mayor parte los sustantivos, objetos directos e indirectos que se encuentran en un mensaje y complementan lo que el usuario está buscando. La combinación de intención y entidades nos permite generar diferentes respuestas a oraciones como “qué es el pin?”, “qué es el puk?”, “obten mi pin” y “obten mi puk”. Aquí nuestros extractores sacarían el pin y el puk como entidades. Cada mensaje llevaría a diferentes respuestas porque los dos informativos comparten la misma intención pero diferentes entidades. Lo mismo sucede para el modo imperativo. Nuestros extractores de entidades pueden ser dinámicos o estáticos.

La diferencia radica en que si es información que cambia con relativa rapidez en el tiempo. En el caso del pin y el puk, sabemos que es información estática. En un tiempo de 6 meses, la probabilidad de que estos dos términos cambien es muy baja, casi cero. Esta información se considera estática. Pero hay información que cambia por día. Si vemos el bot que vende boletos de cine, para que nuestro sistema de Inteligencia Artificial pueda saber que “La Mujer Maravilla” es una película y que en después “La Liga de la Justicia” también será un título, necesita obtener esta información de una base de datos.

Nuestro robot no está diseñado para sólo dar respuesta a una pregunta, sino que tiene la capacidad de llevar una conversación con un usuario. Para ello, utiliza una memoria que le permite entender contexto y recordar cosas que el usuario ha dicho. Por ejemplo, si un usuario escribe “De qué trata Batman V Superman?”, el bot sabrá que la intención es la de buscar información sobre una película, el extractor sabrá que Batman V Superman es una película, por lo que irá a buscar en el API del cliente su sinopsis, y se la regresará al usuario. Si el usuario después escribe “quiero verla”, nuestro motor de Inteligencia Artificial sabrá que el usuario hizo un cambio de intención a un proceso de compra, y al no dar información nueva sobre qué película, el bot asumirá que la persona sigue hablando sobre la anterior y brindará opciones de las funciones disponibles.

El bot, con el uso de las intenciones y entidades puede saber cuando no tiene programada alguna respuesta. Por ejemplo, si un usuario escribe “Quiero comprar palomitas”. El robot sabe que la intención del usuario es de compra, pero si el bot no encuentra ninguna entidad válida, como la palabra boletos, el motor de IA tiene la habilidad de mandar un mensaje por defecto como “Todavía no puedo vender lo que me estás pidiendo”. En este punto, le podemos brindar la opción al usuario de hablar con un asesor. Si la persona desea ser atendida por un humano, el bot creará una conversación en la consola de atención, donde todos los operadores estarán conectados. La conversación pasa a un estado manual, lo que significa que todos los mensajes de entrada llegan directo al asesor y viceversa.

Nosotros sabemos que las operaciones pueden llegar a ser muy complejas en una empresa y que la automatización de ciertos procesos no siempre es posible. Es por ello que tenemos la capacidad de que los asesores puedan dar información al bot directamente desde una conversación si no existe un API donde se pueda extraer. Digamos que para poder brindar cierto servicio a un usuario, necesitamos validar si su cuenta está activa. Con un API esto sería inmediato, pero supongamos que la forma normal conlleva que el operador vaya a cuatro sistemas a validar la cuenta. Nuestro sistema es capaz de interactuar de esta forma. El bot puede suspender parcialmente la automatización, cargar la conversación en la consola con información muy directa hacia el asesor. Por ejemplo, “Hay que validar la cuenta de este usuario con número 123456”. Cuando el operador vaya a los cuatro sistemas, le puede regresar la información al robot como cuenta válida o inválida. Con ello, nuestro sistema puede continuar con el flujo donde se había quedado.

En esta consola de operación, los clientes podrán supervisar conversaciones y tener un pequeño CRM con todos los datos que el bot ha recolectado sobre los usuarios. Para complementar la supervisión, nosotros brindamos un tablero de métricas donde se puede consultar el desempeño del bot y los operadores. Este componente es totalmente personalizable, por lo que se pueden generar los KPIs que se estén midiendo en aplicaciones móviles o sitios web. Dentro de este sistema se pueden extraer datos en formato CSV.

 

Los chatbots redefinirán el funnel de conversión de las empresas

Sí, hablaremos sobre por qué integrar un chatbot a tu estrategia de inbound marketing

 

“La mensajería es una de las pocas cosas que las personas hacen más que navegar en redes sociales”

Mark Zuckerberg

Existe una poderosa razón por la que Mark Zuckerberg invirtió $19 mil millones de dólares en la compra de WhatsApp y por la que Facebook Messenger cuenta con 1200 millones de usuarios: a las personas les gusta conversar y aman hacerlo a través de plataformas de mensajería.

¿Y tú ya estás tomando en cuenta esta ventaja? ¿Tus estrategias de marketing inbound detonan una conversación? ¿Tienes el contenido y la plataforma necesaria para dar un perfecto seguimiento a tus prospectos durante todo el funnel de conversión?

Si conversar con tu target es una característica que deseas implementar o perfeccionar te recomendamos hacerlo a través de la inteligencia artificial de un chatbot, plataformas que además de revolucionar la experiencia del cliente son excelentes herramientas para agilizar tu funnel de conversión. Desde el conocimiento hasta la compra, la inteligencia artificial de los chatbots empuja a tus prospectos de forma eficaz hasta provocar una venta.

¿Por qué las plataformas de mensajería son la nueva conexión con tu target?

→ 51% de los consumidores quieren negocios accesibles las 24 horas, los 7 días de la semana.
→ 45.8% de los consumidores prefiere enviar un mensaje a una empresa en lugar de un email.
→ 49.4% de los consumidores prefiere comunicarse con una empresa por medio de mensajes antes que usar el teléfono.
Fuente: venturebeat.com


Tu mejor elemento durante todo el funnel de conversión

Echemos un vistazo más profundo de cómo los chatbots refinan la experiencia del cliente durante las etapas de tu funnel de conversión:

1. Lanza un contenido impactante (e-book, video, post, scripts)

Para conseguir que tus materiales sean relevantes, usa chatbots como herramientas analíticas. La inteligencia artificial de estos puede programarse para rastrear los patrones de compra y monitorear los datos de tus consumidores.

La mayoría de las plataformas y campañas de marketing digital producen innumerables conjuntos de datos, un chatbot puede filtrarlos a gran velocidad y ofrecerte los insights necesarios para desarrollar contenidos y scripts atractivos acordes a cada etapa de tus consumidores.

 

2. Ten una primera interacción divertida y súper atractiva (cuéntale a tu prospecto lo que puede esperar)

Si tu contenido anzuelo ha enganchado nuevos prospectos, un chatbot dará un seguimiento discreto e inteligente a través de emojis, imágenes, gifs, textos breves e impactantes acordes a la personalidad de tus posibles consumidores. Por ejemplo, si una persona ha mencionado lo mucho que espera el lanzamiento de una de tus series, podrías compartirle la fecha de estreno o contestarle con un gif de algún personaje de la serie.

Otro punto a favor de estas plataformas de mensajería es que no tienes que provocar una descarga, porque tu marca estará presente dentro de las principales aplicaciones en lugar de competir con ellas.

 

3. Educa y entrega valor (aunque todas las marcas hablan de la importancia de este punto, pocas logran hacerlo, ¡y aquí está tu oportunidad!)

Supongamos que uno de tus prospectos se ha registrado para obtener información sobre hoteles ejecutivos en Nueva York, tu chatbot, días después podría compartir una nota sobre los 3 meetups más importantes para la semana en que viaja y cercanos a tu hotel, o incluso ofrecerle algún descuento especial por ser tu huésped.

También es posible integrar plataformas conversacionales con correos electrónicos, de tal manera lograrás nutrir clientes potenciales. Esta medida automatiza el seguimiento de tus prospectos y aumenta tus ventas, ya que de acuerdo con Two by For, 50% de los clientes potenciales nunca son seguidos.

 

Antes de enviar información a tus leads vía chatbots, cuestiónate:

→ ¿Hay un objetivo alcanzable y medible?
→ ¿Están los destinatarios en el lugar para recibir el contenido específico?
→ ¿Tienes contenido ya desarrollado y relevante?

 

4. Haz preguntas, califica y segmenta (no se trata de calidad, sino de cantidad)

Mediante la inteligencia artificial de los chatbots puedes programar preguntas que te ayuden a obtener más información. El input de los prospectos te permitirá segmentarlos dinámicamente a partir de las conversaciones que han tenido con tu marca, lograrás dar un mejor seguimiento y oferta personalizada.

 

5. ¡Conversa y convierte!

Un chatbots logra almacenar toda la información de tus productos, además que cuenta con la capacidad de responder instantáneamente a las preguntas de más de un prospecto a la vez. Su precisión y rapidez son vitales durante la decisión de compra final y aumentarán la adquisición y retención de clientes al concretar transacciones fácilmente.

Con un chatbot, brindarás a tus prospectos un viaje personalizado durante todo tu funnel de conversión, al mismo tiempo que obtendrán un nivel de servicio y mensajería constante, sin depender del estado de ánimo de tus colaboradores, y con la certeza que cuentas con información 99% segura de tus prospectos, a diferencia de un sitio web o una aplicación móvil, donde la mayoría de los visitantes permanecen en el anonimato o mienten sobre su identidad, teléfono o correo electrónico.

 

Fuente:

midheros.com

nimble.com

40defiebre.com

 

¿Los chatbots deben saberlo todo?

¿Por qué los humanos se sienten engañados cuando un chatbot no responde a sus preguntas?

¿Cuál es la primera impresión que tiene una empresa cuando un proveedor de chatbots se pone en contacto con ella y le cuenta sobre la tecnología?

Algunas creen que los chatbots y la inteligencia artificial son productos tecnológicos mágicos, con la capacidad de aprender y comprender cualquier cosa, un error común. Pues si bien los chatbots ayudan a las empresas en un gran número de actividades, también es cierto que necesitan ser entrenados. Los chatbots pueden convertirse en tus mejores empleados, pero también necesitan capacitación, aprender las reglas del negocio y tener cómo conectarse con tu sistema para obtener cierta información.

La tecnología puede aportar cosas maravillosas a las compañías, pero es importante entender algunos puntos. Primero, resolvamos las preguntas básicas:

¿Qué es un chatbot?

Una tecnología dotada o no de inteligencia artificial capaz de  simular una conversación humana  a través de una interfaz conversacional.

¿Cómo funciona y dónde vive un chatbot?

Un chatbot puede vivir en ciertas plataformas de mensajería instantánea, aplicaciones móviles y sitios web. Actualmente Gus Chat tiene la posibilidad de montar chatbots en Facebook messenger, WhatsApp, Twitter (new) y Live chat.

Así funciona un chatbot de Gus 😎

Paso 1: el cliente busca atención inmediata sobre algún producto y/o servicio y selecciona su canal preferido de mensajería instantánea para contactar a la marca.

Paso 2: envía un mensaje de texto con alguna intención de compra, pregunta frecuente, o consulta y espera que la marca le responda sin importar la hora.

Paso 3: a través del procesamiento del lenguaje natural, identificamos lo que quiere el cliente. Si es necesario nos conectamos a la API de la empresa.

Paso 4: buscamos en la API de la empresa o en nuestra base de conocimiento la información requerida y creamos un flujo de conversación.

 

¿Cómo le hace un chatbot para entender lo que el usuario dice y darle una respuesta?

A través del procesamiento del lenguaje natural, los chatbots de Gus identifican lo que quiere el cliente. Si es necesario nos conectamos al sistema de la empresa (API).

El chatbot de Gus es capaz de detectar intenciones (comprar, saber, informar, etc.) y entidades (boletos, entradas, productos, etc.). Si no logra captar alguna de las dos o no encuentra la información necesaria en la API de la empresa, transfiere la conversación a un operador a través de su consola de atención híbrida.

Los operadores pueden conversar con los usuarios cuando el bot pida asistencia y regresar el control al bot cuando desee. Los operadores también pueden revisar conversaciones y obtener estadísticas básicas.

Antes de continuar… ¿qué es una API? 🤔

Una API es un conjunto de funciones y procedimientos embebidos en código para que un tercero pueda implementarlos en su sistema o aplicación. Las siglas API vienen del inglés Application Programming Interface.

¿Para qué reinventar la rueda? Una API nos permite implementar las funciones y procedimientos de la empresa en nuestro chatbot para dar respuesta a los clientes sin la necesidad de programarlas de nuevo. Además quién mejor que la empresa para programar sus funciones y procedimientos.

¿Qué es el procesamiento del lenguaje natural?

Es un campo de las ciencias computacionales que combina la inteligencia artificial con la lingüística aplicada con el objetivo de hacer posible la comprensión del lenguaje a través de un programa.

¿Cómo funciona el procesamiento de lenguaje natural?

Nuestro procesamiento de lenguaje natural funciona gracias a un motor de detección de intenciones y un motor de detección de entidades. Las intenciones son todo aquello que quiere hacer el usuario, por ejemplo: comprar, informarse, comprar, reservar, mirar opciones, etc.

Las entidades son los objetos a los que se refiere al usuario cuando emite su intención. Podemos describirlos también como los servicios y productos. Por ejemplo: boletos, hoteles, datos como horarios o sucursales, etc.

En la siguiente frase detectaremos entidades e intenciones:

¡Hola! quiero comprar un boleto!

Entidades

Motor de Detección de Entidades = El objeto al que se refiere la intención = boleto

Intenciones

Motor de Detección de Intenciones = Lo que quiere hacer el usuario = comprar

Los chatbots de Gus utilizan una memoria que le permite entender contexto y recordar cosas que el usuario ha dicho. Por ejemplo, si un usuario escribe “De qué trata Batman V Superman?” el bot sabrá que la intención es la de buscar información sobre una película, el extractor sabrá que Batman V Superman es una película, por lo que irá a buscar en el API del cliente su sinopsis, y se la regresará al usuario. Si el usuario después escribe “quiero verla”, nuestro motor de Inteligencia Artificial sabrá que el usuario hizo un cambio de intención a un proceso de compra, y al no dar información nueva sobre qué película, el bot asumirá que la persona sigue hablando sobre la anterior y brindará opciones de las funciones disponibles.

Pero… para obtener más información sobre nuestra forma de hacer las cosas te invitamos a leer la nota La receta secreta de Gus Chat.

¿Un chatbot dotado de procesamiento de lenguaje natural entiende y conoce todo?

NO…

Un nuevo chatbot es como contratar un nuevo empleado para hacer ventas, éste tiene los conocimientos teórico-prácticos para hacerlo, pero no el tiene el conocimiento de tu producto y/o servicio de tus clientes y además no conoce las reglas de tu negocio.

Los chatbots pueden realizar varias acciones, sin embargo, si la intención es vender algún producto o resolver FAQs, posiblemente en su conocimiento de inicialización no esté contemplado tener respuestas a preguntas random cómo: ¿Quién ganará el mundial? o ¿Lloverá mañana?

Muchos usuarios llegan a sentirse frustrados cuando tienen estas primeras interacciones con el bot y éste no logra responder satisfactoriamente, pero ¿qué pasa al interior? El chatbot no reconoce la intención dentro de su conocimiento, ni las entidades, tampoco encuentra una respuesta en la API de su cliente y por ello es incapaz de responder. El chatbot sólo responderá si tiene el conocimiento para hacerlo.

Es posible cargar conocimiento random (por llamarlo de algún modo) al chatbot y que comience a aprender sobre él. Dependerá del UX y la creatividad en los flujos de la conversación. Pequeño comercial, en Gus Chat tenemos un equipo de UX que piensa en casi todas las posibilidades, su trabajo es entregar la mejor experiencia al cliente.

¿De qué forma(s) puede aprender un chatbot todo este conocimiento?

Machine Learning: no requiere de una definición extensa de reglas. Pero supone que el sistema debe tener grandes cantidades de interacciones para aprender por sí mismo.

Sistema experto: Diseñadores, lingüistas y desarrolladores realizan una definición de reglas conversacionales que serán usadas por el sistema.

Los chatbots pueden hacer cosas asombrosas, sin embargo es MUY importante que el cliente tenga claros los objetivos del chatbot y que planifique el crecimiento de la herramienta; te recomendamos leer la nota 5 pasos antes de implementar un chatbot en tu empresa. .

Adicional a la información que la empresa le inyecte al chatbot, el motor de procesamiento del lenguaje natural nos permitirá crecer el conocimiento. Tal vez hoy el chatbot no pueda responde si lloverá mañana, pero después de reconocer intenciones no guardadas dentro de su memoria será capaz de clasificarlas para posteriormente integrarlas a su conocimiento.

 

Chatbots, los candidatos a la innovación de los gobiernos

“Quiero que nos preguntemos todos los días, ¿cómo estamos utilizando la tecnología para hacer una verdadera diferencia en la vida de las personas?”
Barack Obama

Desde principios de sexenio el gobierno ha trabajado en la Estrategia Digital Nacional (EDN), un plan de acción que a través de la tecnología impulsa el desarrollo del país y que ya cosecha importantes logros, como la creación de la Ventanilla Única: gob.mx, portal web donde los mexicanos pueden consultar más de 4,000 trámites.
Con gob.mx los ciudadanos hacen cada vez menos filas, ya que ahora pueden realizar trámites rápidos y a través de múltiples canales con una disponibilidad de 24 / 7, ¡y esto es apenas el comienzo de la EDN!

 

Un gobierno digital e inteligente

Se han trazado los planos y colocado los primeros cimientos para la construcción de un gobierno innovador, transparente, eficiente, abierto y centrado en las necesidades de la sociedad: un gobierno digital. Nuestro reto, como nuevas generaciones, será continuar con este proyecto, por supuesto agregando mejoras y tecnologías que aceleren el cumplimiento de los objetivos ya planteados, y por qué no, que sumen algunos más.

Objetivos de la Transformación Gubernamental

1. Generar y coordinar acciones orientadas hacia el logro de un Gobierno Abierto.
2. Instrumentar la Ventanilla Única Nacional para trámites y servicios.
3. Coordinar la política digital de gestión del territorio nacional.
4. Implementar una política de TIC sustentable para la Administración Pública Federal.
5. Adoptar una comunicación digital centrada en el ciudadano.

Fuente: gob.mx

Es importante resaltar que de los 5 objetivos que plantea la Transformación Gubernamental (Pilar de la EDN), al que menos atención se le ha prestado es al de Adoptar una comunicación digital centrada en el ciudadano, si bien se ha creado un portal web único para resolver las necesidades en cuanto a trámites; aún estamos lejos de contar con canales bidireccionales 24/7, donde a exista una verdadera conversación con los ciudadanos, en este sentido la Inteligencia Artificial (IA) puede ser ese detonador para afrontar con mayor eficacia este tipo de desafíos emergentes.

 

Conversando con los ciudadanos

De acuerdo con el “Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2017” realizado por Amipci, en el país existen 70 millones de internautas, conectados un promedio de 8.5 horas al día. 80% de ellos se comunica por canales de mensajería a través de su teléfono celular. De este porcentaje, 8 de cada 10 usuarios utilizan WhatsApp. 88.7% utilizan redes sociales, siendo Facebook la ganadora con 96% de usuarios. Estos números explican el porqué de la digitalización, sin embargo, aún queda pensar en cuáles son las plataformas que los ciudadanos prefieren y subirnos a éstas si es que queremos ser empáticos con y resolver las necesidades.

En un país donde del total de mexicanos que usan internet, 25.8% interactúan con el gobierno a través de un canal digital, los chatbots pueden convertirse en servidores públicos virtuales, capaces de brindar la información que los ciudadanos requieran en el momento, sin importar los temas de interoperabilidad, horarios e incluso idioma. Los procesos para resolver dudas llegan a ser enredados, un chatbot es capaz de responder puntualmente y de forma clara, mejorando la experiencia del ciudadano y por ende su satisfacción con la institución.

 

Cinco beneficios que los chatbots podrían traer a los gobiernos

Este chatbot no es real, es sólo un ejemplo de lo que podríamos hacer con los gobiernos 😉

 

1.  Comunicación abierta: agilizar los canales de mensajería instantánea con la población ayuda a conocer, escuchar y brindar mejores soluciones a los usuarios. Reforzando la transparencia y promoviendo la inclusión ciudadana.

2. Mejor experiencia, mejor opinión pública: atención inmediata y compromiso 24 hrs / 7 días. Una mejor interacción Gobierno – ciudadanía aumentará la tasa de satisfacción, beneficiando la imagen pública.

3. Optimización de recursos humanos: un chatbot puede resolver una gran cantidad de trámites y preguntas frecuentes, permitiendo que el personal se enfoque en tareas de mayor valor para la ciudadanía, mientras se reducen los costos operativos.

4. Conexión con la nuevas generaciones: la integración de un chatbot además de promover una mejor interacción con las generaciones más jóvenes permitirá conocerla más a fondo.

5. Big data: feedback y calificación de servicio: datos cuantitativos y cualitativos a través de una sola plataforma. Los usuarios califican la atención de la Secretaría en tiempo real, mientras el chatabot obtiene resultados de encuestas, comentarios, sugerencias o quejas, que serán la base para mejorar en un lapso corto de tiempo la eficiencia de los servicios, con un menor costo en el servicio de atención al ciudadano.

 

Las proyecciones para los chatbots son positivas, al menos así lo afirma Dean Lacheca, director de investigación de Gartner, quien prevé que ” Para 2020, el 25% del servicio al cliente y las operaciones de soporte integrarán tecnología de asistente de cliente virtual a través de los canales de participación”.

Algunas naciones ya aprovechan la IA para conversan con sus ciudadanos, por ejemplo, Australia, que ha desarrollado a Alex, un asistente virtual que resuelve las preguntas sobre impuestos de los australianos. Singapur es otro los países que se ha convencido del estilo interactivo e intuitivo de los chatbots, y está en proceso de implementar esta tecnología en su sitio web, como parte de Smart Nation, una iniciativa muy parecida a nuestra EDN.

En la era de los teléfonos inteligentes y las redes sociales, la ciudadanía tiene un conocimiento digital importante que el gobierno debe aprovechar en beneficio de la sociedad.

Fuentes:
gartner.com
gartner.com
netmedia.com
gob.mx
amipci.com

 

Chatbots y su aporte a recursos humanos

Conecta con tus aspirantes y colaboradores

Imagina la reacción de tu director general si el equipo de marketing informa que 50% de sus prospectos compran sus productos a través de un smartphone, pero que el 98.5% abandonó la compra porque sus procesos de venta online son demasiado complicados. ¡Seguro que no te gustaría estar en los zapatos de marketing!

Pues estos porcentajes son la realidad en temas de reclutamiento, y al parecer nadie levanta una ceja. ¿Por qué tener un reclutamiento presencial cuando sabemos que 85% de los millennials se conectan a través de su celular, 31% de las búsquedas de trabajo se realizan en un smartphone y chatear es la actividad más realizada por los usuarios móviles?

Es momento de aprovechar la oportunidad que abren mobile y el uso de chats en tus estrategias, tanto para encontrar a los candidatos más prometedores y comunicar las expectativas del puesto, como para reconectar con tus colaboradores e incrementar el engagement con tu empresa.

La tarea puede ser complicada, más cuando el resto de los departamentos están ocupados en encontrar nuevas tecnologías que les permitan atraer nuevos prospectos y retener clientes actuales; sin embargo, ese es un punto a favor de recursos humanos, pues algunas de las iniciativas implementadas para consumidores finales podrían ser trasladas para mejorar la relación con colaboradores, si el Facebook de tu empresa cuenta con un chatbot para responder las dudas de tus prospectos al instante ¿por qué Recursos Humanos aún tarda hasta dos días para contactar a un aspirante? ¿Por qué tramitar vacaciones o solicitar permisos es un proceso que dura hasta una semana? ¿Por qué no tener un chatbot de apoyo para reclutar y ofrecer un servicio más eficiente al talento de tu empresa?

Los equipos de recursos humanos están sobresaturados, pasan mucho de su tiempo resolviendo procesos burocráticos imposibles de postergar, y como resultado la atención de calidad a colaboradores y aspirantes queda en segundo término, tan sólo en llamadas telefónicas un reclutador puede invertir hasta 78,352 minutos por año, el equivalente al 63% de una semana laboral de 40 horas, de acuerdo Monster y G2V Careers.

A través de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, recursos humanos puede delegar tareas sencillas de realizar, pero que restan hasta un 60% de la jornada, por ejemplo contar con un chatbot que a través de las preguntas indicadas identifique rápidamente a los candidatos prometedores mientras almacena toda la información necesaria para la toma de una decisión final; o qué tal un chatbot de atención a colaboradores, dotado del conocimiento adecuado para dar solución a procesos burocráticos a través de una experiencia rápida y empática con tus colaboradores.

Encontrar y cuidar al talento humano es tu especialidad, no permitas que el exceso de procesos operativos te impida hacerlo, si el ancho de banda es tu talón de Aquiles, convierte a la inteligencia artificial de los chatbots en el bonus que te permita cumplir con tus objetivos.

 

El mundo del entretenimiento y su viaje por la inteligencia artificial

La industria del entretenimiento y el deporte representan un ejemplo claro de un magnífico modelo de negocio; y mientras la innovación tecnológica se hace parte de los planes estratégicos y comerciales de la administración de los equipos deportivos, operadoras privadas de espectáculos, parques de atracciones, y en sí de toda la industria del entretenimiento fuera de casa; las grandes aficiones, los amantes de las carreras, los fans y los visitantes a grandes centros de diversión demandan experiencias únicas en cada evento.

Los equipos de fútbol tienen aficionados conectados que esperan una interacción inmediata y personalizada con sus equipos; al igual que los fans están expectantes a la cercanía y fácil acceso a sus artistas y eventos favoritos.

Hoy la misión para la industria del deporte es personalizar la experiencia de los espectadores en el terreno de juego y mejorar su camino digital. Esta experiencia es tangible en actividades como:

 

  • – Facilitar la compra de boletos a través de sus canales preferidos
  • – Recibir promociones personalizadas según sus gustos e intereses
  • – Recapitular los juegos o acciones importantes durante la temporada
  • – Acceso instantáneo a información relevante como próximos partidos, jugadores específicos, etc.

 

La inteligencia artificial y el uso de chatbots podría llevar la participación de los fans al siguiente nivel. Por ejemplo, con estas tecnologías en el futuro podrías enviar a un futbolista como Neymar un mensaje y recibir una respuesta inmediata y tal vez pueda compartirte algunas técnicas. Los equipos o atletas que introducen chatbots harán que la interacción del usuario parezca más personal y desde una perspectiva de negocio, tal mejora a la experiencia del cliente será beneficiosa. Personalización es el arma definitiva en el compromiso de servicio al cliente y potencialización de marca.

Imaginemos un chatbot conectado con estadios inteligentes, capaz de trazar una ruta para llegar al evento sin contratiempos y notificarte la puerta de acceso que te toca una vez que haya iniciado una conversación contigo. Que en tiempo real (gracias al IoT y tecnología wirless) sea capaz de notificar el cupo del estadio. Muchos asientos no son numerados, sobre todo en festivales, es difícil predecir en qué horarios comienza a llenarse el estadio y en en qué zonas le conviene al espectador estar.

Salir de los eventos en auto suele ser una pesadilla. Imagina poder salir con calma, tomar una cerveza o comer un hotdog mientras el chatbot (conectado a un estacionamiento inteligente) te avisa qué cajones de estacionamiento se han ido desocupando y en qué momento te conviene abandonar el lugar.

El mundo del entretenimiento se está transformando y sin duda es una de las industrias más interesadas en crear experiencias inolvidables para sus clientes. La inteligencia artificial y los chatbots representan una nueva forma de negocio y también la oportunidad para alargar la experiencia de los eventos de la industria.

¿Cuánta información puede recabarse antes, durante y después de un evento? Hoy la industria ya almacena estos datos, pero ¿qué hacen con ellos? La inteligencia artificial puede ser un aliado más para crear inteligencia de negocio, y así entender la dinámica de consumo de los asistentes, su comportamiento digital y toda la información que les permitiera obtener beneficios operativos y comerciales.

Los estadios y grandes centros de entretenimiento están apostando por enriquecer las experiencias para acercarse aún más a las personas. Cada momento en la cancha puede ser un detonante para poderosas estrategias de marketing, pero sería casi imposible pensar en ellas sin una inversión tecnológica vista a futuro como maquinaria de inteligencia de negocio.

Las barreras ante el cambio son enormes, implementar un chatbot o pensar en inteligencia artificial puede representar para muchas empresas un giro de 180 grados y a pesar de las complejidades técnicas o la renuencia al cambio, la tecnología siempre será apostar a gol.

Chatbots, promotores y difusores de la cultura

Un chatbot podría ser un gran aliado en las estrategias de marketing y un excelente promotor y difusor de la cultura.

Imagina un bot en el papel de cualquier artista interactuando con los usuarios, conversando sobre la exposición, horarios, fechas, curadores, dando información clave a los usuarios y generando expectativa.

Con un chatbot los museos pueden optimizar sus gastos cubriendo la operación, al resolver preguntas frecuentes sobre eventos especiales, nuevas exposiciones, nuevas adquisiciones, horarios, etc. Y aumentar la cobertura brindando atención 24/7.

Otro gran beneficio es su capacidad para hacer outbound marketing, retargeting, business intelligences y funciones sociales, por ejemplo los usuarios pueden compartir reseñas de la exposición, obtener información y compartirla con la comunidad, intercambiar experiencias.

Algunas instituciones culturales han incorporado diferentes tecnologías como realidad aumentada, realidad virtual e inteligencias artificial para mejorar la experiencia de sus visitantes. Diferentes museos alrededor del mundo como el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y el Museo de Anna Frank en Amsterdam, por mencionar algunos, han implementado chatbots para que los visitantes interactúen con las obras y mejoren su experiencia antes, durante y posterior a su visita.

Ahora queremos exponer cómo la inteligencia artificial y los chatbots podrían impactar en otros sectores de la industria cultural:

Literatura

Además de crear nuevos canales de venta para los libros electrónicos. Los chatbots podrían:

  • → Hacer recomendaciones a los lectores sobre nuevas adquisiciones de la librería (outbound marketing).
  • → Responder FAQs como: sucursales, obras en existencia, ventas al mayoreo, editoriales, envíos, etc.
  • → Discutir con el visitante algunos títulos estelares.
  • → Compartir las opiniones y recomendaciones de otros lectores.
  • → Mostrar la sinopsis de los libros.

Y ni qué decir de los chatbots potenciados con voz, podrían ser la versión inteligente de los audiolibros. Los chatbots podrían personificar a cualquier autor y comentar con los usuarios las obras, últimos libros, momentos importantes e información relevante para los lectores. ¡Qué mejor que el propio Shakespeare dando una introducción a la literatura inglesa!

Música

Muchas empresas intervienen en la industria músical, desde productoras, centros de espectáculos, disqueras, entre otras. Los chatbots pueden:

  • → Recomendar playlist para hacer promoción
  • → Notificar lanzamientos de nuevos artistas
  • → Vender entradas a conciertos
  • → Dar seguimiento a los festivales y compartir toda la información sobre los mismos
  • → Hacer recomendaciones y sugerir artistas similares
  • → Recomendar eventos, según los historiales de compra

Finalmente, un chatbot puede conectar a los artistas con sus fans; hoy ya es posible conversar con chatbots de algunos cantantes como Katy Perry, David Guetta o Robbie Williams.

Teatro

¿Y si un chatbot hiciera un pequeño monólogo para invitarte a una nueva puesta en escena? el procesamiento de lenguaje natural puede ser el conducto para crear nuevas experiencias al momento de promover esta disciplina. A veces no basta con leer la reseña de la obra, posiblemente leer un pedazo del libreto, interactuar con el protagonista por medio de un chatbot resulte una forma más interesante de acercarse al público.

¿Qué más podría hacer un chatbot por el teatro?

  • → Un chatbot de voz podría ayudar a los estudiantes y actores ha estudiar sus libretos.
  • → Venta de boletos.
  • → Hacer inbound y outbound marketing sobre la oferta de la cartelera.
  • → Resolver FAQs como horarios, fechas, ciudades, duración de la temporada, elenco, promociones.
  • → Crear comunidad para compartir reseñas, opiniones y comentarios sobre los asistentes.
  • → Hacer difusión a las obras compartiendo datos interesantes sobre el elenco, los guionistas y la historia.

Pintura y escultura

Debatir sobre un cuadro o una escultura con el autor de la obra sería posible. Un chatbot es capaz de contarnos todo sobre la pintura y abrir el diálogo con los artistas. Además de:

  • → Promover las exposiciones independientes
  • → Enseñar historia del arte y todo lo relacionado con la pintura
  • → Compartir fotografías de obras inéditas
  • → Discutir sobre el trabajo de curaduría del museo
  • → Recoger las impresiones de los visitantes y generar inteligencia para los museos

Cine

En ocasiones es complicado medir el impacto que social media tiene sobre las visitas a los cines. ¿Cuántos ‘likes’ se traducen en tickets de entrada vendidos? ¿Cuántas personas realmente se conectaron a través de Facebook, y de esas, efectivamente cuántas miraron la película?

Un chatbot puede hacer dinámicas, generar recordatorios, compartir datos curiosos, formar parte de una estrategia de inbound marketing. Por ejemplo, una persona miró que está próximo el estreno de alguna película y pregunta en Facebook messenger el horario, un día antes el bot puede recordarle, mandar teasers, etc.

Sin duda la industria cinematográfica es una de las más interesados en innovar los modelos de negocio bajo un eje tecnológico. Esta industria tiene clara la necesidad de transformar la experiencia que vive su audiencia.

Un chatbot puede seleccionar el cine más cercano, escoger los asientos, comprar un boleto en tiempo real, hasta pedir golosinas y palomitas en dulcería antes de llegar a la función, todo sin salir de la aplicación de mensajería instantánea preferida por los visitantes.

Somos parte de la historia. Lee nuestra nota Gus Chat y Cinépolis transforman la experiencia de los clientes y descubre cómo un bot ha transformado la experiencia de ir al cine.

Los chatbots transformarán radicalmente la experiencia de las personas en la industria cultural, desde que se enteran de la nueva obra, lanzamiento música, película, a través de interacciones directas con el bot; la fase de promoción con inbound marketing y retargeting que pueden hacer los chatbots; hasta el momento del estreno, los usuarios pueden calificar el contenido y darle a la industria data que sirva como base para futuras campañas; finalmente, la última etapa del Journey puede cubrirse con acciones sociales, los usuarios podrán compartir recomendaciones, etc. Los chatbots hoy representan un mundo de posibilidades.

 

 

 

Gus Chat y Cinépolis transforman la experiencia de los clientes

La revolución de las experiencias digitales

Sin duda la industria del entretenimiento es uno de los sectores más interesados en innovar los modelos de negocio bajo un eje tecnológico. Esta industria tiene clara la necesidad de transformar la experiencia que viven sus clientes durante todo el buyer journey.

Desde contactar a la marca de forma inmediata, seleccionar el cine más cercano, escoger los asientos, comprar un boleto en tiempo real, hasta pedir golosinas y palomitas en dulcería antes de llegar a la función, todo sin salir de la aplicación de mensajería instantánea preferida por los usuarios, forma parte del mapeo de experiencias de la marca durante el journey de los consumidores.

Crear relaciones duraderas con los clientes se ha convertido en un reto contrarreloj para las industrias del entretenimiento. Las personas no esperan únicamente una respuesta inmediata, esperan mejorar la experiencia en cada interacción.

 

Cinépolis, la capital de las experiencias

Cinépolis se ha encontrado frontalmente con la demanda de una comunicación omnipresente, generaciones hiperconectadas y altas expectativas de sus centros de contacto.

La cadena de cines más importante del país ha transformado la experiencia de sus clientes tras la implementación de un chatbot potenciado con inteligencia artificial en la plataforma de Facebook MessengerⓇ. Esta tecnología le ha permitido optimizar sus recursos de atención al cliente, habilitar nuevos canales de venta, cuidar del social customer care y entrar preparado a la nueva batalla del comercio conversacional.

Tras entender las necesidades de su mercado, Cinépolis buscó a un partner tecnológico que comprendiera las necesidades puntuales de la marca. Gus Chat fue la empresa elegida tras correr pruebas con diversos proveedores.

Gus Chat implementó un chatbot dotado con un procesamiento de lenguaje natural en español, cuidando cada detalle de la experiencia conversacional con los usuarios. Como parte de sus primeros logros la cadena de cines redujo el tráfico de solicitudes a operadores.  

Actualmente el chatbot es capaz de atender 88% de los tickets, de los cuales 55% están destinados a consultas sobre horarios, películas, cines, estrenos, asientos y precios. Este porcentaje ha permitido reducir el tiempo de respuesta de los operadores a 2.3 minutos.

Durante el primer trimestre del 2017, Cinépolis atendió 8,550 solicitudes a través de Facebook Messenger. Gus Chat comenzó operaciones en abril del mismo año, tras la implementación del chatbot, la empresa ha logrado incrementar a 20,541 solicitudes atendidas en el segundo trimestre, lo que implica un incremento en casos atendidos del 140%.

Al día de hoy, sin publicidad alguna sobre el bot, se tienen 107,336 usuarios y se han recibido 161 mil conversaciones y 1.5 millones de mensajes. 14, 291 solicitudes han sido para preguntar sobre estrenos, lo que habilitado un canal más de promoción sin necesidad de invertir en esfuerzos publicitarios.

Omnipresencia digital y optimización de recursos, una realidad para la industria

La marca apostó por un chatbot como sistema omnipresente de atención al cliente, disponible las 24 horas del día. Logrando reducir el tiempo de respuesta y el índice de frustración de los usuarios.

85% de todas las conversaciones han sido resueltas satisfactoriamente por el bot. Llevado a horas de trabajo – sabiendo que una conversación con un operador puede durar aproximadamente 6 minutos –  el chatbot de Cinépolis ha entablado 85,000 horas de conversación, lo que se podría traducir en un ahorro de $1,275,000 MXN en 4 meses.

Cinépolis no dejó fuera la interacción con operadores humanos, simplemente automatizó los procesos de baja complejidad para liberar a su equipo de atención al cliente de las tareas recurrentes como la resolución de preguntas frecuentes. Los operadores siguen jugando un papel importante e intervienen en el flujo de la conversación; cuando el bot de se enfrenta a interacciones de alta complejidad la respuesta inmediata de operadores evita la frustración del usuario, pues además de ser atendidos rápidamente, el operador tienen conocimiento de la conversación entre el bot y la persona, así como el problema específico al que se enfrenta.

 La cadena de cines ha puesto a disposición de sus clientes un canal más, capaz de hacer más rápidos y ágiles los procesos de compra, reduciendo 40% de las interacciones atendidas por operadores humanos con ayuda del chatbot, mientras revoluciona la experiencia.

Micro interacciones sociales llevadas al siguiente nivel

Cinépolis ha trabajado de la mano con Gus Chat para aumentar las funcionalidades del chatbot en beneficio de sus usuarios. Con un mapa de experiencias detallado y la capacidad de procesamiento de Gus Chat, han logrado incluir una red social dentro del chatbot, ahora es posible proponerle al usuario que invite a un amigo de su red al plan. Desde la conversación, el chatbot envía una invitación a los amigos seleccionados por el usuario para acudir al cine, el día, la hora y en el cine previamente seleccionado.

En este mismo sentido, el avance de la tecnología de Gus Chat ha logrado hacer que sus chatbots entiendan la intención dentro del contexto de la petición. El chatbot de Gus es capaz de recordar la intención o datos anteriores del usuario y dar una respuesta más personalizada evitando tener que repetir pasos.

Gracias al bot logramos reducir el número de agentes dedicados a la atención al cliente. 40% de las solicitudes para hablar con algún agente humano se redujeron

Yazmín Alejandre Mejia, Manager User Experience, Cinépolis

 

Los chatbots ayudarán a transformar la industria turística

La industria de viajes  es uno de los sectores de más rápido crecimiento en todo el mundo. La tecnología ha sido un detonante importante de este crecimiento, tan sólo en México, el Internet y las redes sociales son utilizadas por las autoridades federales como herramientas fundamentales para posicionar y difundir la oferta turística del país.

Según la Secretaría de Turismo, de septiembre de 2015 a junio de 2016 el portal visitmexico.com recibió más de 19.9 millones de visitas, lo que representó un crecimiento de 26.8% respecto al mismo periodo anterior.

Las visitas al portal, de acuerdo con la dependencia, han generado información general de los destinos, actividades a realizar en cada uno de ellos, calendarios y eventos turísticos, datos que han facilitado a los turistas planear sus viajes y comprarlos de manera directa.

En lo que respecta a redes sociales, la Secretaría destacó que la comunidad llegó a 5.9 millones de usuarios, lo que coloca a México dentro de los tres primeros organismos turísticos internacionales con mejor desempeño en línea.

La transformación digital ha hecho posible que la hospitalidad, la experiencia del cliente y el social customer care se conviertan en un negocio redituable. Anteriormente las empresas no invertían de forma directa en estos dos últimos apartados, quedaban sólo como consecuencia de las estrategias empresariales y con suerte obtenían resultados positivos. Actualmente, según Business Insider, 56% de las empresas considera que el social customer care tiene un retorno positivo de inversión, pues puede optimizar costos de operación. Hoy el foco de la industria turística es la experiencia del cliente y la atención y cuidado del mismo.

 

Este año Deloitte mencionó los grandes retos de la industria turística, entre ellos destacan:

Brindar a los clientes una experiencia diferente y personalizada:

El documento asegura que las empresas de hotelería y viajes deben considerar y comprender las necesidades y deseos de sus clientes. Lo anterior puede representar un desafío ya que los clientes –así como sus preferencias– evolucionan continuamente, como lo hacen las diferentes generaciones. Los millennials (nacidos entre principios de los 80 y el año 2000), por ejemplo, buscan una comunicación personalizada (vía múltiples plataformas digitales), una clara planificación, una correcta ejecución y una auténtica experiencia de viaje.

Las compañías son ricas en información, pero pobres en ideas:

Como se mencionaba al inicio, la tecnología ha permitido que la industria tenga una cantidad importante de datos de sus viajeros, pero no logran aterrizarlos del todo. Según Deloitte, las compañías de hotelería y viajes deben ser capaces de acceder y aprovechar la información correcta en el momento correcto. Las nuevas tecnologías y la creciente digitalización están generando una gran cantidad de información, sin embargo, “más” no necesariamente significa “mejor”. De hecho, muchas empresas de la industria turística son ricas en información pero pobres en ideas, debido a que se les dificulta convertir los datos que tienen en información útil y valiosa para mejorar la experiencia de sus clientes.

Como respuesta a ello, los chatbots pueden convertirse en catalizadores de respuesta a las demandas de una industria que debe transformarse. La experiencia de los clientes puede verse increíblemente beneficiada con el uso de la inteligencia artificial. El hecho de tener información de forma inmediata es el primer gran acierto, entre muchos otros.

Los chatbots podrían ayudar a los viajeros con:

  • → Información sobre la documentación migratoria
  • → Tips para tramitar los documentos necesarios
  • → Datos culturales sobre las zonas del mundo que desean visitar
  • → Reglas sociales y culturales de la ciudad
  • → Diccionarios alimentados con el slang urbano

Cosas tan sencillas cómo conocer el clima real antes de abordar el avión o ser notificados cuando su maleta llegue al desembarque evitando largas filas, e incluso (gracias al Internet de las Cosas aplicado en los aeropuertos) el chatbot podría darle al pasajero que ha tomado un vuelo de conexión el estatus de su equipaje.

 

Con relación a la ingente cantidad de datos poco aprovechada… Hoy sabemos casi todo de quienes viajan, pero es complicado traducir esa información en estrategias que mejoren la experiencia y por ende el progreso del negocio. Los chatbots pueden identificar perfectamente la intención de viaje de las personas:

  • → Luna de miel
  • → Viaje de placer
  • → Viaje de negocios
  • → Viaje familiar
  • → Viaje de salud

Y obtener información relevante de cada uno, como los destinos predilectos para cada caso, restaurantes, hoteles, actividades. Por ejemplo, si detectamos que la persona viaja por cuestiones de salud, los hoteles que sugerirá el chatbot seguramente no serán de gran turismo, incluso pueden recomendarse clínicas de rehabilitación, directorios médicos, número de emergencias, farmacias e información importante si es que la persona desea sacar medicamentos que sólo encuentra en ese país.

Lo mismo pasaría con quienes viajan por negocios, posiblemente el bot pueda sugerir tours relacionados con el mundo de los negocios, notificar sobre los meetups, pláticas y eventos gratuitos que sean relevantes para la industria en la que trabaja.

Los chatbots pueden crear una base centralizada de inteligencia que permita a la industria crear alianzas con las empresas indicadas según el motivo de viaje de sus clientes para mejorar y personalizar las experiencias.